Una marginada y un emperador maldito… una pareja destinada al sufrimiento y la locura, ¿no? Tal vez sea todo lo contrario. Bayan es una marginada entre los Siyo, un pueblo que tiene poderes curativos. Sin la capacidad de curar a otros, Bayan es considerada inútil y la envían a la corte de Dhan, el Gran Emperador del Sol. No suena tan mal, ¿no? El problema es que Dhan está maldecido con una perpetua sed de sangre y es conocido por masacrar a sus concubinas. El futuro parece oscuro: una muerte inevitable para Bayan y una locura interminable para Dhan. Bueno… el destino no está escrito en piedra.