Si pudieras volverte hermosa con un par de clics, ¿presionarías el botón? Eso es lo que más desea Dami Jin, una chica que sufre de bullying por su apariencia. Su vida está al borde del abismo hasta que un demonio le hace una oferta muy seductora: entra a un juego, presiona botones, cumple misiones y, como si fuera arte de magia, te vuelves más linda, sexy y chic. Suena muy fácil hasta que… no lo es.